Aduanas intercepta burreros que transportaban más de 180 millones de pesos en drogas

Cinco hombres y tres mujeres deseaban llegar al sur del país con cocaína y pasta base.

Más de $183 millones en droga transportaban ocho burreros que fueron interceptados por fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas. En total incautaron 466 ovoides de clorhidrato de cocaína que en total suman 5 kilos 590 gramos y cuatro paquetes con 4 kilos 830 gramos de pasta base de cocaína.

Los procedimientos se registraron en las avanzadas El Loa y Quillagua y todos los involucrados son de nacionalidad boliviana.

El primer caso lo protagonizaron durante la madrugada en Quillagua las dueñas de casa G.CH.C. (52) y G.N.G. (47), quienes viajaban en un bus con destino a Calama y llevaban adheridos a sus cuerpos un total de 4 paquetes con 4 kilos 830 gramos de pasta base de cocaína.

También durante la madrugada, pero en la avanzada el Loa, se interceptó al comerciante E.A.V. (34) y al chofer A.L.O. (27). Ambos viajaban desde Iquique a La Serena y en la localidad fronteriza de Pisiga ingirieron 62 y 42 ovoides de cocaína, respectivamente. Después de relatar su método de ocultamiento, se les advirtió del riesgo que corrían sus vidas y fueron trasladados al Hospital.

Una situación similar se registró a las 12.30 horas cuando los aduaneros perfilaron a W.V.I., de 27 años de edad y que había tragado 69 ovoides con droga y a R.V.R. (20) que llevaba 50 ovoides de cocaína en su estómago. Los dos extranjeros tenían como objetivo llegar con su cargamento hasta Antofagasta.

A las 16:30 horas nuevamente se activaron las alarmas en la avanzada El Loa cuando los aduaneros sorprendieron a la empleada J.E.O., de 23 años de edad, con 4 envases de jugo que contenían un total de 160 ovoides con cocaína. Los envases estaban al interior de su cartera y la droga debía dejarla en el terminal de buses de Antofagasta. En paralelo, otro equipo de fiscalizadores sorprendió al costurero C.H.Z., de 23 años de edad, con 83 ovoides en su estómago.