Director Nacional de Gendarmería reinauguró Centro de Detención de Pozo Almonte

Cumpliendo la palabra empeñada en su visita anterior a la región, el Director Nacional de Gendarmería, Jaime Rojas Flores, dio por reinaugurado el Centro de Detención Preventiva de Pozo Almonte, unidad que sufrió serios daños producto de los terremotos del 1ro. y 2 de abril de 2014.

La ceremonia contó con la asistencia del Ministro en Visita de la Excelentísima Corte Suprema de Justicia, Guillermo Silva Gundelach, el Fiscal Regional, Raúl Arancibia, la Seremia de Justicia y DDHH subrogante, Ema Moreno, el alcalde de la comuna, Richard Godoy, el Defensor Regional, Marco Montero, autoridades de Gendarmería e invitados especiales.

El orador del acto fue el Director Nacional, quien destacó que la custodia se desarrolla en condiciones humanas, de disponibilidad y habitabilidad y eficiente para la población penal y destacó que la reinserción es mejor hacerla cuando existen las condiciones de infraestructura, equipamiento y disponibilidad de trabajo.

“Nuestro trabajo de infraestructura es en cumplimiento de la ampliación de plazas disponibles y cumplir nuestra función de la mejor manera posible. En segundo lugar destacar el trabajo que realizamos en Pozo Almonte, porque es un lugar distante, difícil y hemos encontrado la colaboración de la institución pública y una excelente colaboración de los Tribunales de Justicia y la Municipalidad, que es como una parte nuestra”.

Dijo que se trazará un plan de trabajo eficiente en materia de dotación de personal y un conjunto de programas acentuado en la población que cumple condena y en el trabajo de los propios funcionarios.

Posteriormente se descubrió la placa recordatoria que indica la reinauguración de la unidad y luego se procedió al corte de cinta, la que estuvo a cargo de las autoridades asistentes.

Luego se efectuó un recorrido por la unidad, comprobando el buen estado en que se encuentra y en las excelentes condiciones que permanecen los internos imputados recluidos en el lugar.

La jueza del Tribunal de Pozo Almonte, Isabel Peña, no ocultó su satisfacción por la reinauguración en vista que la totalidad de los penados que ingresan al recinto, piden quedarse en esa unidad y no ir a Alto Hospicio.

“Estamos muy agradecidos en especial del director regional quien puso todo de su parte para que lograr este momento y así descongestionar la cárcel de Alto Hospicio y aquí quedan los imputados de Pozo Almonte. El terremoto significó un conflicto grande para Gendarmería, porque se preocupa de la distribución dentro de la región de los penados y aumentó la población penal en un 30 por ciento de las causas del tribunal, significa más personas en prisión preventiva, muchas son por droga y eso significó un inconveniente a todos y se pudo materializar la reapertura de la cárcel de Pozo Almonte”, acotó.

Por su parte el director regional, Sergio Castillo Caro, mostró su nostalgia por esa actividad. “Es nostalgia porque a la larga las obras quedan las personas pasan, mi gestión fue engrandecer a la unidad, dar posicionamiento al personal, empoderamiento tanto a la oficialidad como a los funcionarios. Lograr su funcionamiento después de tres años y reinaugurarla, creo que para mí fue grandioso, fue un trabajo que me impuse y el actual Director Nacional se comprometió y apoyo con recursos y lo logramos, sigo con sentimientos encontrados”.