Dos proyectos de iquiqueños triunfan en olimpiadas de emprendedores de Corfo

Iniciativas accederán a financiamiento de la corporación estatal por un monto de hasta 25 millones de pesos a través del segundo concurso Semilla Corfo.

Los proyectos “Bebida nutracéutica para el mal agudo de montaña” de Giancarlo Araya y “Miwawa Online” de Claudia Guerra, fueron los ganadores a nivel nacional del segundo concurso “Semilla Corfo”, el cual otorgará un subsidio de financiamiento de 25 millones de pesos por emprendimiento (hasta el 75% del monto total del proyecto) con un plazo de ejecución entre 9 y 12 meses.

Las iniciativas compitieron en una jornada de “Demo Day” que contó con la participación de 17 propuestas preseleccionadas, las que resultaron de una etapa previa con 28 postulantes regionales. En la oportunidad fueron evaluados por un jurado especializado, y finalmente se sometieron a un análisis de un equipo técnico de Corfo a nivel nacional.

Bebida nutracéutica

El proyecto “Altitud, bebida nutracéutica para el mal agudo de montaña (MAM)” se refiere a componentes moleculares capaces de contrarrestar los síntomas desfavorable en altura, previniendo situaciones incómodas que experimentan los seres humanos en condiciones atmosféricas con poco oxigeno (hipoxia). Está diseñada bajo el método científico a partir de extractos vegetales, obtenidos de especies botánicas que solo existen a 4000 msnm. en el altiplano. Otra cualidad, es su composición con capacidad antibacteriana y alta concentración en moléculas antioxidantes.

El gestor de la iniciativa, Giancarlo Araya, explicó que “este producto innovador, que podría tener alta demanda en la minería, deportes, turismo y fuerzas militares tácticas de altura, además constituye un complemento alimenticio capaz de prever los síntomas desfavorables del mal agudo de montaña”.

Miwawa Online

La propuesta de “Miwawa Online” consiste en el desarrollo de una plataforma de cursos online de preparación integral para el parto y la crianza, cuyo objetivo es que la gestante pueda recibir una formación intensa, con rigor científico y con un lenguaje accesible. Entrega esencialmente práctica, plenamente actualizada, que capacita para afrontar con éxito y seguridad el proceso gestacional, parto, postparto y crianza.

Claudia Guerra, autora del proyecto, precisó que “todo se realiza desde la comodidad del propio hogar, sin desplazamientos y en el momento del día que prefiera. El curso online tiene exactamente los mismos contenidos que el curso de preparación al parto que realizamos actualmente de modo presencial en Miwawa, al que muchas madres no podían acceder por tiempo o lejanía. Todo esto asociado a una aplicación y una comunidad virtual donde las usuarias puedan interactuar. Nuestro modelo de negocios será la venta de paquetes online de cursos, un pago mensual para videoconferencias con la matrona y App Premium”.

El director regional de Corfo, Raúl Fernández Rojas, felicitó a los ganadores de este concurso y señaló que “el objetivo es apoyar a emprendedores en el desarrollo de sus proyectos de negocios de alto potencial de crecimiento, mediante el cofinanciamiento de actividades para la creación y puesta en marcha de sus iniciativas. La propuesta busca los mejores emprendedores de la región. Esta modalidad permitirá dinamizar los ecosistemas de emprendimiento en regiones, democratizando las oportunidades para emprender en todo el país”.

El capital “Semilla Corfo” se orienta a que los ganadores, al tercer año vendan un millón de dólares y puedan crecer al doble cada tres o cuatro años. El programa apoya actividades orientadas a la obtención de ventas del emprendimiento, difusión, marketing, prospección comercial, apoyo de mentoría, desarrollo de prototipos y búsqueda de clientes.

Durante el primer llamado en 2016, resultó ganador en la Región de Tarapacá Claudio Hidalgo Rojas con el proyecto “T-AVISO” que creó un dispositivo electrónico que permite agregar una importante funcionalidad a los sistemas de atención presencial de público, donde se utilizan letreros luminosos para obtener números de atención, llamados “turnomáticos”.