Estudio de Senda revela bajas en alcohol y drogas en región Tarapacá

Una baja considerable en el consumo de alcohol, marihuana y cocaína total reveló el Décimo Segundo Estudio de Drogas en Población General de SENDA en la región de Tarapacá.

Las comunas incluidas en esta versión del estudio, fueron Iquique y Alto Hospicio, donde 1084 personas fueron consultadas, de las que 509 fueron hombres y 575 mujeres, 511 tenían entre 12 a 34 años de edad y 573 entre 35 a 64.

El estudio tomó como referencia las prevalencias del último año del consumo drogas como la marihuana, la cocaína y la pasta base, salvo para el alcohol en que la medida fue el último mes y tabaco, donde se consideró como referencia la prevalencia diaria.

Según el reporte, quienes declararon consumir marihuana el último año, registraron un descenso estadísticamente significativo de 12,3% en 2014 a 7,9% en 2016, indicadores que están por debajo de la prevalencia nacional que llega al 14,5%.

El consumo de marihuana es significativamente mayor en hombres que en mujeres, al igual que en el 2014, con 12,1% y 4,3%, respectivamente. En ambos casos se produce un descenso con respecto al estudio anterior. Lo relevante es que el aumento se explica por las alzas en la población de 19 a 34 años, pero en niños, niñas y adolescentes, el segmento de la población donde focalizamos nuestros esfuerzos preventivos, no se produce un aumento.

En cuanto al consumo de cocaína total, en el último año es del 0,4%, lo que muestra un descenso, respecto a lo observado en el estudio anterior, que llegó al 1,1%. Al desagregar la prevalencia de consumo por sexo se observa que por tercer estudio consecutivo el consumo de cocaína total en el “último año” se explica por consumo exclusivo de hombres.

Las declaraciones de uso de alcohol en el último mes en la región 37,3 %, se ubican por debajo del promedio nacional 46 %, en comparación al estudio anterior que registro en Tarapacá un 52,3%. El consumo de alcohol es significativamente mayor en hombres con 47,2% que en mujeres 28,7%. Si bien el consumo de alcohol es el principal problema de salud pública en nuestro país, el uso de esta droga en el último mes registró la primera caída desde el año 2014 en la región.

Variables asociadas al consumo

La percepción de riesgo de consumir cinco o más tragos de alcohol diariamente presenta un descenso de 1,1 puntos porcentuales en la región, pasando de 87,9% en 2014 a 86,8% en 2016, y se ubica bajo el promedio nacional de 88,0%. La percepción de riesgo de consumir tres o más tragos es de 41,6%.

La percepción de riesgo del consumo experimental de marihuana (probar 1 o 2 veces) muestra un aumento llegando a 52,4%, ubicándose por sobre el promedio nacional de 29,2%. La percepción de riesgo de uso frecuente de esta sustancia llega a 75,4% en 2016, un aumento de 5,4 puntos porcentuales respecto a 2014.
La percepción de riesgo frente al consumo experimental de cocaína (probar 1 o 2 veces) muestra un incremento en la región de 77,4% en 2014 a 83,5% en 2016, quedando arriba del promedio nacional de 71,6%.

“Las personas mantienen una percepción de riesgo elevada respecto al uso de cocaína, pasta base y alcohol en exceso, ésta es una señal positiva de que las personas están conscientes de los riesgos que tienen, ya que son las drogas más adictivas”, señaló la directora regional de SENDA Tarapacá, Solange Benedetti Reiman, respecto a los resultados del estudio de drogas en la región.

Agregó, que el fenómeno del consumo de drogas es multicausal, en su dinámica intervienen una serie de factores, y se hacen particulares de acuerdo a las variables del contexto personal y social. “Como SENDA creemos que esto también responde a una serie de factores; las medidas legislativas, la apuesta del Estado a través de SENDA en conjunto con el trabajo que se ha desarrollado con el intersector (Seremi de Salud, Servicio de Salud, Educación, Transporte, Carabineros, los municipios) en forma permanente y eficaz, se han orientado a crear una mayor conciencia en los riesgos asociados al consumo de alcohol y otras drogas”, enfatizó Benedetti.

Además, dijo que otro factor es el trabajo en prevención que se ha realizado. “Está demostrado que la estrategia más efectiva para prevenir el consumo de alcohol y otras drogas en niños, niñas y adolescentes es la prevención temprana, desde la primera infancia. Senda mantiene un plan constante de prevención del consumo de drogas y alcohol en distintos ámbitos del desarrollo de las personas, tales como espacios educacionales, laborales y comunitarios. A través de los 7 equipos SENDA Previene en las 7 comunas de la región, se realizan acciones preventivas en los distintos barrios, con 100% de presencia en el territorio. Nuestros programas preventivos, están presentes en todo el ciclo educativo, llegando a 65 mil 904 estudiantes en la región, cubriendo el 86%. Más de 2 mil trabajadores y trabajadoras de 50 instituciones públicas y privadas de la región, han sido beneficiadas con el programa Trabajar con Calidad de Vida, desde que se implementó en Tarapacá el 2013”, puntualizó la autoridad regional.