Mauricio Soria denuncia ante Presidenta Bachelet riesgo para población por almacenaje de contenedores vacíos en EPI

La autoridad comunal iquiqueña esta mañana se reunió con la Mandataria y le entregó documentación de respaldo que fundamenta su inquietud por la decisión de la Empresa Portuaria de Iquique (EPI).

En una carta que sintetiza las indagaciones desarrolladas por el Municipio de Iquique, las cuales respaldan dos estudios científicos, desarrollados por expertos de Chile y Japón, el Alcalde Mauricio Soria Macchiavello denunció ante la Presidenta Michelle Bachelet la decisión de la Empresa Portuaria de Iquique (EPI) de adjudicar el 14 de diciembre de 2016 la concesión de dos sitios, de un total de 36 mil metros cuadrados, a la empresa SITRANS, para el depósito de una cifra superior a 30 mil contenedores vacíos, apilados en columnas de hasta 7 unidades.

Precisó que “estudios científicos y la experiencia mundial y nacional (caso Talcahuano) demuestran que, frente a un gran terremoto y posterior tsunami, estas grandes cajas metálicas se transforman en verdaderos proyectiles, representando un peligro mortal para toda la población; y además, retrasan y obstaculizan los procesos de evacuación; multiplicando también los daños, que de por sí, produce un gran terremoto y posterior tsunami. Esta situación es de extrema gravedad y requiere de una inmediata revisión”.

Acompañó la misiva, que esta mañana se entregó en la Oficina de Partes, del Palacio de La Moneda, además de informar de su contenido a la propia Presidenta, con investigaciones desarrolladas por 10 expertos mundiales en esta materia, quienes diseñaron un modelo del desplazamiento de contenedores desde el recinto portuario, una vez ocurrido un potencial sismo con una intensidad de 9 grados. A propósito, el edil indicó que “se puede observar el enorme impacto de estos ‘proyectiles’ sobre la ciudad de Iquique. La simulación se realiza sobre 1.500 contenedores vacíos”.

Más de 30.000 contenedores almacenados

El tema que, a juicio de la autoridad comunal, representa un inminente peligro para la seguridad de la población y de los bienes de la ciudad, estriba en el número de contenedores potencialmente acopiados en el área concesionada. Según cálculos efectuados por profesionales municipales y, conforme el número de metros cuadrados disponbibles, en los sitios 14 (22.000 M2) y 14 B (14.000 M2), el número de unidades podría ser, incluso, superior a 30.000 y las consecuencias “serían catastróficas e incalculables”.

Aseveró que la carta de inundación del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (SHOA) es bastante clara al precisar las zonas de inundación. El sector norte de la urbe, donde se emplaza el puerto y los contenedores, constituye uno de los más expuestos a un tsunami.

Sobre este punto añadió “que nos cuesta entender si el afán de lucro que evidencia la administración de la Empresa Portuaria de Iquique está por sobre la integridad, seguridad y vida de la población. Creemos que la Administración de la Empresa Portuaria de Iquique nunca debió llamar a esta nueva licitación. Muy por el contrario, una vez terminado el contrato de concesión que permitía la existencia de estos contenedores, dentro del puerto, debió exigir su retiro inmediato”.

Puerto de Iquique pierde competitividad

Aprovechó la ocasión para expresar su inquietud por el estado actual del terminal marítimo estatal de la Tierra de Campeones. Ello, porque en las actuales circunstancias, está condenado sólo a ser bodega de contenedores vacíos. “Iquique no puede recibir los grandes buques que hoy transitan por el ampliado Canal de Panamá -que requieren de calados de 15 a 16 metros de profundidad. A pesar que nuestros frentes de atraque los tienen en forma natural, sólo se requiere de la misma prestancia y celeridad que muestran, en cambio, los ejecutivos de la Empresa Portuaria para arrendar terrenos y disponerlos, para la ampliación del Frente No. 1, y de ese modo hacer de nuestro puerto una Empresa muy rentable para todos”.

A su juicio, la solución está a la mano y sólo se requiere de voluntad política para que Iquique tenga un puerto competitivo. “En vez de dragar sólo 125 metros del Frente de Atraque No. 1, como lo propone la Empresa Portuaria de Iquique, se draguen 400 metros a esa profundidad porque ese es el largo de muelle que requiere las actuales naves en uso o se llame en forma inmediata a una licitación para que un futuro concesionario realice las obras de dragado y/o ampliación del Frente de Atraque No. 1. De igual modo, pedimos apurar la ejecución del puente de acceso directo a Puerto y Nuevo Acceso Norte, cuyos estudios están en ejecución”.