Ministro de Economía ante manipulación de datos del Banco Mundial: “Es de una inmoralidad pocas veces vista”

Según confesó el economista jefe del Banco Mundial, Paul Romer, al periodico norteamericano The Wall Street Journal, el ranking de competitividad empresarial de Chile habría sido alterado en su metodología por razones polìticas, mostrando una caída durante el segundo Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, lo que a juicio del titular de Economía es “un escándalo de proporciones. Esperamos que la corrección del índice sea rápida, pero el daño ya ha sido hecho”.

El Ministro de Economía, Jorge Rodríguez Grossi, calificó esta mañana como “una inmoralidad pocas veces vista” la manipulación de los datos del ranking de competitividad empresarial de Chile por parte del Banco Mundial, entidad que por razones políticas habría cambiado constantemente la metodología de medición para mostrar un indicador más bajo durante la segunda administración de la Presidenta Michelle Bachelet.

Según declaró el economista jefe del Banco Mundial, Paul Romer, al periodisco norteamericano The Wall Street Journal pidiendo disculpas a Chile, la alteración fue algo “injusto y engañoso” y enfatizó que se corregirán los datos y recalcularán los rankings nacionales de competitividad en el informe Doing Business, romontándose al menos cuatro años atrás.

Ante esto, el titular de Economía señaló que la declaración que ha hecho Romer respecto a la manipulación del indice de competitividad económica de los países según criterios para dónde hacer mejores negocios es “muy franca y honrada, pero revela un escándalo de proporciones, porque lo que señala es que habría sido manipulada por el economista a cargo de su construcción (Augusto Lopez-Claro), de manera de hacer ver un deterioro económico durante el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, con intenciones básicamente políticas”.

“Esperamos que la corrección del índice sea rápida, pero el daño ya ha sido hecho y es de esperar que no vuelva nunca más a ocurrir que se manipulen estadísticas con objetivos políticos, y menos en un organismo internacional como es el Banco Mundial”, concluyó el secretario de Estado.

El Doing Business es uno de los informes más immportantes y reconocidos del Banco Mundial, que clasifica a los países de todo el mundo por la competitividad de su entorno empresarial.