Archivos por Etiqueta: perro sin pelo del Perú

Perro sin pelo del Perú destacó en World Dog Show realizado en Moscú

En el marco del World Dog Show, el evento internacional canino más prestigioso del mundo, el perro sin pelo del Perú —también conocido como perro chimú o perro inca— tuvo una destacada participación en la cita mundial realizada en Moscú, capital de Rusia, entre el 23 y 26 de junio; “oportunidad en la que concursaron cerca de 30 mil canes de más de 300 razas provenientes de 40 países”, detalló en una nota informativa el Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú.

Perro peruanoAsimismo, en el contexto de la labor de difusión de la cultura y la imagen del Perú, la embajada peruana en Moscú organizó, el 25 de junio, el estreno del filme “El perro sin pelo del Perú”, del realizador nacional Pedro Santiago Allemant. Este documental, grabado en Perú y Francia, recoge la presencia histórica y cultural de esta raza canina que pobló el territorio peruano hace miles de años y cuyos vestigios arqueológicos más antiguos se ubican en culturas precolombinas como Chavín, Mochica y Chimú, cuya presencia se ha documentado ampliamente en las Tumbas Reales del Señor de Sipán.

El documental de Pedro Santiago Allemant dio a conocer la historia y tradiciones del país andino. El autor, importante gestor cultural y difusor del valor del perro sin pelo del Perú, resaltó el gran interés que ha despertado esta raza canina en el mundo, en particular en la Federación Rusa. Anteriormente, el citado filme documental fue presentado en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y próximamente será presentado en Bruselas, Bélgica.

Investigadores han encontrado al perro sin pelo del Perú representado en vasijas de culturas tan antiguas como Chavín (800 a.C.), Moche (600 d.C.), Wari (700 d.C.), Vicús (300 d.C.), Chimú (1100 d.C.), Chancay (1100 d.C.) e Inca (1450 d.C.), confirmando de este modo su milenaria presencia en territorio peruano.

Esta raza de perro está representada en huacos con diferentes usos, como silbatos, vasijas, trompetas o pitos y en escenas tan cotidianas como un parto, la perra con sus cachorros o el amamantamiento, demostrando que eran en su mayoría considerados como mascotas por los antepasados peruanos.