Adimark señala que aprobación de Piñera sube tres puntos llegando a su mejor nivel desde el 2010

Su aprobación llegó al 43% y la desaprobación, por primera vez también, en este lapso, cae por debajo del 50%.

Presidente Sebastian Piñera educacionDurante noviembre la aprobación del presidente Sebastián Piñera volvió a subir; esta vez en 3 puntos, y alcanzó el 43%, según la encuesta de evaluación del gobierno dada a conocer hoy por Adimark.

De esta manera se completan 3 meses consecutivos de alza (en agosto el resultado era 36% de aprobación), “configurándose así una tendencia”, según la entidad.

Este nivel de aprobación es el más alto desde diciembre de 2010, período anterior a que comenzara el movimiento estudiantil, y sólo 2 meses después del rescate de los mineros ocurrido en octubre de 2010.

La tasa de desaprobación por primera vez también, en este lapso, cae por debajo del 50% a 47%.

“Relaciones internacionales” (71%, + 3 puntos), “Empleo” (60%, + 2 puntos) y “Economía” (52%) siguen siendo las áreas de gestión mejor evaluadas.

Las áreas que mostraron los mayores aumentos son “Corrupción en organismos del Estado” (28%, + 6 puntos) y “La salud” (26%, + 5 puntos).

Evaluación del gabinete

En general, se observa un paralelo entre la evaluación que hace la población de las áreas de gestión del gobierno y los respectivos ministros responsables.

El ministro Alfredo Moreno (83%, + 4 puntos) es el mejor evaluado, mientras la ministra Carolina Schmidt (35%, – 4 puntos) resulta ser la peor evaluada. Se destaca el alza de 7 puntos en la aprobación del ministro Jaime Mañalich (44%), en paralelo con su área de responsabilidad.

Excepción a esta tendencia es el Ministro del Interior, Andrés Chadwick (53%), quien sube 5 puntos en este mes, a pesar que el tema de “Delincuencia” retrocediera en la evaluación ciudadana.

En un mes marcado por elecciones presidenciales y parlamentarias, las coaliciones políticas siguen con bajísimos niveles de respaldo y altos niveles de rechazo.

La “Nueva Mayoría” tiene una aprobación de 32% y una desaprobación del 53%. Le sigue la “Alianza” con una aprobación de 26% y rechazo del 57%.

Finalmente, la Concertación mantiene su aprobación en 21% y su desaprobación en 64%. El Congreso, tampoco se salva: La Cámara de Diputados mantiene un 16% de aprobación (con 72% de desaprobación) y el Senado logra un 20% de aprobación (con 68% de desaprobación).

Debates y franjas presidenciales

El 69% de los encuestados afirma que vio o escuchó algunos de los debates presidenciales, mientras que el 65% vio o escuchó algunas de las franjas electorales.

El 41% de quienes vieron o escucharon algunos de los debates, señaló que la utilidad de ellos fue muy buena o buena. Este resultado para los debates fue superior al de las franjas.

Entre quienes vieron o escucharon algunas de las franjas, un 37% evaluó positivamente su utilidad. Un 11% de quienes vieron los debates declara que éstos influyeron en su decisión de voto.

La cifra para las franjas fue significativamente inferior: Sólo un 5% afirma que las franjas influyeron en su decisión de voto. Estos datos parecen demostrar la importancia que los ciudadanos asignan a los debates y el impacto que éstos tienen en la decisión de voto. Una nota de optimismo, sin duda, para nuestro criticado proceso democrático. (DF)