Banco JP Morgan recomienda vender acciones chilenas por inestabilidad sociopolítica

El índice de acciones IPSA de Chile inicio su peor día en casi dos años el pasado lunes, por la serie de disturbios y protestas secundadas durante estos ultimos días, provocadas por el aumento de las tarifas del Metro y el despertar del descontento ciudadano debido a otras medidas que lleva adelante el actual gobierno, y que da como resultado hasta la fecha miles de arrestos y 18 muertes. Acentuándose cuando el mandatario señalo que Chile estaba “en guerra”, aseguran experto en economía.

De esta manera, JPMorgan Chase & Co. se está volviendo bajista respecto a las acciones chilenas, a medida que la peor agitación civil en décadas de Chile agrava los efectos de un crecimiento mediocre y una perspectiva sombría para una reforma económica.

“Una combinación de macro poco atractivo, con pobres opciones de abajo hacia arriba, costosas valoraciones y ahora, inestabilidad sociopolítica agregada, nos hizo tomar nuestras ganancias en Chile”, escribieron estrategas de JPMorgan, liderados por Emy Shayo Cherman en su informe de este martes, rebajando las acciones del país de neutral a infraponderar.

Bajo este ecenario el presidente Sebastián Piñera ha suavizado su tono y prometió que el gobierno buscará el diálogo y trabajará en medidas sociales. Así las acciones y la moneda del país se cotizan ligeramente más altas hoy.

Sin embargo, la reforma económica propuesta por el gobierno, incluidos los cambios en las leyes laborales, los impuestos y las pensiones, enfrenta una fuerte oposición en el Congreso, escribió el equipo de JPMorgan. Señalando que es probable que aumenten los costos laborales, citando una propuesta del Partido Comunista que JPMorgan estima conducirá a un aumento de 10% en los costos laborales corporativos.

JPMorgan señala que las acciones de los centros comerciales son particularmente propensas a sufrir por las protestas.

Por otro lado, JPMorgan también elevó las acciones peruanas a neutral, por valoraciones atractivas. El banco tiene una calificación de sobreponderar para Brasil y Colombia y de infraponderar para México y Argentina, detallaron.