Collahuasi trae a Iquique al ballet “Antumapu” para presentar obra “Pica, Flor del Desierto”

Montaje escénico ya fue presentado Pica y Alto Hospicio, este viernes es en Pozo Almonte y el sábado en la capital regional.

Ballet Folclorico Antumapu en Plaza Arturo Prat de Iquique“El cachimbo es una danza única,” fueron las palabras del director artístico del ballet Antumapu, Oscar Ramírez, al término de la presentación de la obra “Pica, Flor del Desierto” realizada ayer en la comuna de Alto Hospicio. Y es que el montaje, que dura cerca de una hora y que contiene diversos bailes, culmina con el cachimbo en la “Despedida de la Fiesta”, mostrando toda la riqueza patrimonial de la festividad que se celebra cada noviembre.

Comportamientos socioculturales más representativos de la comunidad de Pica que tienen como eje al santo patrono San Andrés, es lo que refleja el montaje escénico “Pica Flor del Desierto”. La propuesta es difundir el atractivo cultural de Pica con un montaje que relata la fiesta popular a través de coreografías y música que liga la secuencia de 8 cuadros escénicos, en los cuales se reconoce la forma de vida comunitaria de la calidad patrimonial de la celebración.

Además de Alto Hospicio, la agrupación, que pertenece a la Universidad de Chile, ya ha estado presente en Pica, sumándose hoy Pozo Amonte y el sábado 29 Iquique, contando para ello con el respaldo de cada municipio.

La obra, acogida a la ley de donaciones, está abierta al público y será presentada el 29 en Plaza Prat de Iquique. La entrada es liberada y cada función comenzará a las 19:30 horas.

Investigación

Tres años de investigación de la festividad, llevó al ballet folklórico reconocer rasgos culturales que tienen su origen en la presencia de la tribu indígena descendiente del imperio incaico, españoles que llegaron al lugar y esclavos negros traídos desde África. Con el paso del tiempo se mezclaron las razas apareciendo los zambos, mestizos y mulatos.

Consecuencia de ello es que variaron las costumbres y creencias, siendo los españoles quienes solicitaron construir una Iglesia para cristianizar al pueblo que fue bautizado como San Andrés de Pica.

La obra tiene la característica de tener música en vivo, que se basa en las raíces musicales indígenas, aymara, quechua, africana, españolas presentes en diversas manifestaciones.

“Pica, Flor del Desierto”, cuenta con la participación de 15 músicos y un grupo de baile conformado por 38 personas (20 mujeres y 18 varones), quienes participan en los 8 cuadros del montaje que son: Oásis de Pica, Sincretismo Cultural, Símbolos de Identidad, Apóstol San Andrés, Figura Bíblica, Celebración Religiosa de San Andrés, Bailes Religiosos, Celebración en la Ramada y Bajada de La Huara y Despedida.

El montaje escénico es liderado por el director artístico Óscar Ramírez, el director musical Adolfo Moya, es un reflejo de la identidad patrimonial, expresada en un sincretismo entre las culturas indígenas.

Deja un comentario