Comisión de Ciencias y Tecnología de la Cámara de Diputados analizó desarrollo espacial de Chile

Este martes la instancia recibió a representantes de la Asociación Chilena del Espacio, quienes solicitaron, entre otras cosas, una mayor comunicación e interés en esta área, además de una institucionalidad y marco legal.

Una administración más robusta para hacer uso de la responsabilidad espacial es parte de lo que solicitaron representantes de la Asociación Chilena del Espacio a la Comisión de Ciencias y Tecnología de la Cámara.

En la oportunidad, Sebastián Jaraquemada y Héctor Gutiérrez explicaron la situación en la que se encuentran los satélites en Chile y el poco interés espacial que existe actualmente.

“Queremos generar una instancia de desarrollo mucho más fuerte en esta materia y la tecnología y el espacio nos ayudan mucho a sustentar este tema”, señaló Sebastián Jaraquemada.

Al mismo tiempo, advirtió la posibilidad de no contar, de aquí a 2019, con satélites nacionales, lo que llevaría a nuestro país a acoplarse a satélites internacionales, con todo el gasto que eso conlleva.

En la misma línea, Héctor Gutiérrez, presidente de la Asociación Chilena del Espacio, llamó a contar con una mayor comunicación e institucionalidad que permita resolver todos los temas país en esta área. “Estamos buscando un marco legal que nos permita una mejor calidad y una administración más robusta para hacer uso de la responsabilidad espacial”, indicó.

Desde la Comisión se manifestaron preocupados por la situación y, principalmente, por el estado del satélite Fasat Charlie, orientado a la observación del territorio.

El presidente de la instancia, diputado Giorgio Jackson (RD), se mostró interesado en saber cómo se mide la demanda de los satélites, ya sea por imagen o por telecomunicación. “Me imagino que existe una capacidad de estudio de cuánta es la demanda que tiene Chile por estos distintos satélites y a quién se la compramos”, preguntó.

En ese contexto, el parlamentario argumentó que, si las empresas de telecomunicación están constantemente consumiendo, es muy posible que alguien tenga las cifras para hacer una evaluación y saber si a Chile le conviene o no contar con satélites propios.

La Comisión, en su totalidad, se comprometió a enviar al Ejecutivo los oficios respectivos, para conocer la postura del Gobierno en esta materia y para solicitar se responda a la Asociación Chilena del Espacio, entre otros, por la renovación del satélite Fasat Charlie, cuya vida útil nominal de 5 años venció en diciembre de 2016, y por la activación provisoria del Área Espacial en el nuevo Ministerio de Ciencias, Tecnología, Conocimiento e Innovación.