Comunidades educativas conmemoran la Educación Rural

En honor al premio nobel de literatura, pedagoga y diplomática, Gabriela Mistral, la comunidad educativa de Pica conmemoró el Día de la Educación Rural que se celebra cada 8 de abril junto al natalicio de Lucila Godoy Alcayaga.

La ceremonia se efectuó en el salón auditorio de la comuna y fue encabezada por Iván Infante, alcalde de la Municipalidad de Pica y Natan Olivos, seremi de Educación junto a concejales, directores, docentes, asistentes de la educación, apoderados y estudiantes.

Natan Olivos, seremi de Educación, expresó su reconocimiento a los docentes rurales de la comuna de Pica. “Brindo un reconocimiento a la labor que desarrollan los maestros y maestras rurales porque en esa época las condiciones para enseñar presentaban mayores dificultades. Quiero felicitar especialmente a los cuatro docentes y asistentes de la educación que pronto se jubilarán y que pese a contar con condiciones muy distintas a las actuales, aun así, ustedes dedicaron su vida a la educación rural. Nuestro compromiso como Gobierno, lo ha señalado el Presidente Sebastián Piñera, es la calidad de la educación para que todos los estudiantes puedan desarrollar sus talentos y contribuir con el desarrollo de sus comunidades”, dijo la autoridad.

El Alcalde de Pica, también entregó un saludo especial a los docentes de la comuna que se jubilarán: María Eugenia Pérez, Lidia Castro, Celinda Baltazar y Dominga Carvajal.

Durante la ceremonia el profesor de Educación Básica, Héctor Campusano Guzmán, con 43 años de docencia en la Educación Rural, compartió su experiencia docente. “En esos tiempos había que empezar en la cordillera para luego bajar a otras localidades. Inicié mi carrera en 1976 en la Escuela de Villablanca, para continuar en las escuelas de Cariquima, Chusmiza y hoy estoy en la Escuela Vertiente del Saber en la comuna de Pica donde he tenido mis mejores años docentes. Durante casi 6 años funcionó el Conjunto folclórico Los Naranjitos de un curso que tomé en 5to y los llevé hasta 8vo básico de la escuela Vertiente del Saber e interpretábamos música en vivo y bailábamos, fue una satisfacción grande”, acotó.

El profesor también recuerda cómo ha visto egresar a jóvenes y posteriormente a los hijos de estos jóvenes. “La mamá y la abuela de mi estudiante estaban ahí en la ceremonia viendo cómo un día despedí a su hijo y ahora al nieto del joven, para mí fue muy significativo” y agregó que la clave de un profesor rural es que “uno se examine a sí mismo que uno sea capaz de enfrentarse con sus debilidades y sus imperfecciones”.

Las comunidades educativas participaron con presentaciones artísticas en declamación, canto y baile. La Escuela Especial Jacarandá presentó “Todos Juntos” de Los Jaivas; la Escuela San Andrés de Pica deleitó a los presentes con “Cuculí Madrugadora”; la escuela Vertiente del Saber presentó el poema “Mi Escuela Rural” en español y aymara y el Liceo Alberto Hurtado presentó la danza “La Exiliada del Sur” de Inti Illimani.

Una ex alumna también testimonió su paso por la Educación Rural y destacó la labor del maestro rural. “Los profesores ponen su corazón y su cabeza, su tiempo y sus preocupaciones en alguien que quieren ver crecer y que sea feliz y se dedican a cada alumno para que sea una persona preparada para la vida, que se comprende y quiere a sí mismo y a los demás. Las escuelas son como un hogar donde se forman las mentes y los corazones de los alumnos”, acotó.