Con esquinazo y juegos tradicionales agricultores celebraron Día del Campesino en Atacama

En la conmemoración INDAP lanzó nuevo programa Sello Manos Campesinas.

Baile de Cueca en AtacamaCon cuecas, brindis de honor y juegos tradicionales, los campesinos y campesinas de toda la región se dieron cita en Vallenar para celebrar su día, como hace casi 50 años cuando la Reforma Agraria cambió la sociedad chilena y dio el impulso necesario para iniciar el proceso modernizador y la dignificación del mundo campesino.

Las máximas autoridades encabezas por el Intendente Miguel Vargas y los parlamentarios de la región, Isabel Allende, Yasna Provoste, Lautaro Carmona y Daniela Ciccardini junto al Subdirector Ricardo Vial y el dueño de casa, el Alcalde de Vallenar, Cristián Tapia, premiaron a dirigentes y pequeños productores por experiencias destacadas y también por su resiliencia en la reconstrucción de Atacama a raíz de la emergencia ocurrida en marzo último.

En la ceremonia INDAP hizo el lanzamiento oficial de un nuevo programa de fomento productivo denominado Sello Manos Campesinas, que distingue a productos elaborados en la ruralidad como forma de visibilizar la Agricultura Familiar Campesina, y apoyar la comercialización de sus productos.

La máxima autoridad regional valoró la instancia destacando que “este hito tan importante porque fue el inicio de un proceso de modernización y dignificación del mundo campesino. Tenemos un compromiso muy fuerte como Gobierno para ayudar a la agricultura familiar campesina desde diversas líneas de apoyo como la Comisión Nacional Riego y del Instituto de Desarrollo Agropecuario, particularmente en Provincia del Huasco en donde el noventa por ciento de los agricultores son pequeños y necesitan del la ayuda del Estado para salir adelante, sobre todo en momentos en que la economía se ha resentido y no lo estamos pasando muy bien con las últimas cifras de desocupación que no soy muy alentadoras”.

Sandra López agricultora de San Félix quien sufrió los embates de la emergencia señaló “me siento muy emocionada de ver tanta gente participando, tantos campesinos en esta fiesta chilena porque de algun modo representa el alma de los chilenos, que nos motiva a seguir adelante en momentos en que sufrimos muchas pérdidas como el caso del aluvión, por eso le doy las gracias al Gobierno y particular a este INDAP que está mas renovado, que tiene un compromiso a toda prueba en los momentos en que todo era lodo y barro en Atacama”.

El Alcalde de Vallenar Cristián Tapia expresó a su vez “estamos muy contentos de poder brindarle a toda esta gente vecinos de Vallenar esta fiesta en que participó todo el mundo campesino de Atacama, y esto nos invita a redoblar los esfuerzos para seguirlos apoyando a través de programa Prodesal de INDAP y la municipalidad”.

Finalmente de Subdirector Nacional de INDAP Ricardo Vial, valoró el lanzamiento del sello Manos Campesinas efectuado en la oportunidad señalando “el Sello es un muy buena noticia para la Agricultura Familiar y fue un compromiso de la Presidenta Michelle Bachelet en 2014 materializado este año y que permite destacar a aquellos productos frescos inocuos hechos y producidos por familias de agricultores para que puedan comercializarse de mejor forma”. La autoridad nacional destacó además que traer el campo a la ciudad, es una forma de establecer puentes entre quienes estamos unidos por un mismo territorio, identidad y cultura, y en este sentido la Agricultura Familiar Campesina contribuye al tener explotaciones agrícolas rentables económicamente, cada vez más amables con los recursos naturales y de manera sustentable”.

La fiesta estuvo marcada por la presencia de la agrupaciones folklóricas El Algarrobo de Vallenar y El Corralero de Copiapó. Los primeros realizaron el tradicional brindis en honor de los campesinos y campesinas de Atacama y de Chile y un esquinazo a las autoridades, mientras que la agrupación copiapina se encargó de recrear antiguos bailes del campo chileno. Para los asistentes el municipio anfitrión realizó juegos campestres y jincanas junto a una tarde bailable.

Deja un comentario