Corte de La Haya suspende tratamiento de fondo de demanda realizada por Bolivia

La disposición fue comunicada este miércoles a través de un documento. La decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya no implica que se vaya a archivar la demanda marítima nacional.

Corte de la Haya en HolandaEn razón de que Chile impugnó oficialmente la competencia del organismo sobre el caso, el Presidente de la CIJ dispuso que se suspenda el tratamiento de fondo de la causa.

Sin embargo, debe esperarse, en cumplimiento de los reglamentos del máximo tribunal de justicia del mundo, que Bolivia presente dentro de los cuatro meses que le corresponden, sus alegatos para contraponerlos a los argumentos expuestos por Chile para alegar la incompetencia de la CIJ en este caso.

El fondo del tema esta relacionado con lo suscitado el pasado 17 de abril, tras dos años de elaboración, Bolivia presentó ante La Haya una demanda para que obligue a Chile a negociar con Bolivia una salida soberana al Océano Pacífico en un tiempo perentorio.

Debe señalarse que Chile decidió impugnar la competencia de la CIJ, señalando “que Bolivia no puede invocar la revisión de un tratado internacional que estableció los límites fronterizos actuales entre ambas naciones”.

Por lo cual, el documento que la CIJ emitió da cuenta de que “en una orden de 15 de julio de 2014, el Presidente de la Corte Internacional de Justicia ha fijado el plazo para la presentación de la solicitud, por el Estado Plurinacional de Bolivia, de una declaración por escrito de sus observaciones y conclusiones sobre la objeción preliminar a la competencia de la Corte planteada por la República de Chile, en el caso relativo a la obligación de negociar el acceso al Océano Pacífico”. Con lo cual se hace referencia al plazo concedido por el presidente del CIJ, Peter Tomka, para que Bolivia formule sus observaciones hasta el próximo viernes 14 de noviembre.

“En su orden, el Presidente recuerda que ese mismo día, Chile, refiriéndose al artículo 79, apartado 1, del Reglamento de la Corte, presentó una objeción preliminar a la competencia de la Corte. De conformidad con el párrafo 5 del mismo artículo, el procedimiento sobre el fondo, por lo tanto, se ha suspendido”.

Debe señalarse que la demanda boliviana no alude a la validez del Tratado de Paz y Amistad de 1904, sino a la necesidad de que acceda con soberanía a la costa del Océano Pacífico, territorio que le fue arrebatado sin una declaración previa de guerra ni anuncio alguno en la Guerra del Pacífico. Desde entonces, Bolivia exige una reivindicación marítima, pese a lo que Chile invoca que la victoria confiere derechos.

Progresistas

El Partido Progresista de Chile, cuyo líder es Marco Enríquez-Ominami criticó públicamente, la política exterior de Chile, al asegurar que “la discusión que el canciller (Heraldo Muñoz) quiere plantear sobre si es verdad o no la demanda boliviana, es una discusión que los jueces de La Haya ya le enseñaron a Piñera que estaba equivocado. Piñera dijo ‘Chile no tiene nada pendiente con Perú’, bueno los jueces mejor pagados y más preparados del mundo dijeron ‘sí hay algo pendiente’. Heraldo Muñoz quiere convencerlos de que no hay nada pendiente, al igual que Sebastián Piñera se equivoca, Piñera se equivocó y yo espero que Heraldo Muñoz que es más inteligente no persevere en eso, porque el camino de decir que no hay nada pendiente ya fue zanjado”.