Críticas y debate genera el proyecto que despenaliza la marihuana

Por: Claudia del Solar

El debate en la Sala de la Cámara sobre la legalización del autocultivo de la marihuana se inició pasadas las 11:00 horas y en ella se hizo hincapié en que no estuvo presente ningún representante del Ejecutivo.

Debate de la marihuana - 24 horasEl proyecto se aprobó en general con 68 votos a favor, 39 en contra y cinco abstenciones y tuvo un enfervorizado debate, tal como se revela en estas frases de algunos diputados.

“Es más fácil que los menores caigan en la adicción cuando ven que sus abuelos y padres auto cultivan”.

Nicolás Monckeberg, diputado RN, sostuvo que “estoy convencido que es mucho más difícil dejar a los menores de edad fuera del consumo de esta droga cuando ven el autocultivo permanente en sus casas por parte de sus padres y cuando la sociedad acepta como legítima e inofensiva esta droga”.

“Poder transportar diez gramos de marihuana son 30 o 40 pitos en el bolsillo”.

Felipe De Mussy, diputado UDI, confidenció que “la guerra contra las drogas se ha perdido y aquí uno puede seguir prohibiendo o regular. Personalmente creo que hay que regular, pero también estoy preocupado porque no está saliendo un buen proyecto. Yo no tengo ningún problema en aprobar el autocultivo y el consumo libre y tranquilo de la cannabis, pero cuando el proyecto viene con la posibilidad de cultivar seis planta se marihuana es un número bastante grande”. El poder transportar diez gramos de marihuana son 30 o 40 pitos en el bolsillo y 500 gramos en la vivienda de cada uno probablemente es mucho”.

“Lo más cerca que he estado del consumo fue en una fogata en Iquique”.

Pepe Auth, diputado PPD, confesó que lo más cerca que ha estado del consumo de marihuana fue en una fogata en Iquique, “donde hice como que aspiraba un pito comunitario para no perder puntos frente a una morenaza”. Dijo que el debate del autocultivo es sobre el término de una inconsistencia en la ley que no penaliza el consumo privado, pero sí el autocultivo. Y criticó directamente a De Mussy. “El colega De Mussy, que ha declarado consumir, pero no quiere legalizar el autocultivo, se resigna a seguir cometiendo el delito de comprarle marihuana a un narcotraficante”.

Añadió Auth que la situación actual “es el paraíso de los traficantes, porque es como si por ley le aseguráramos el mercado al tráfico de marihuana. Si aquí estuvieran sentados narcotraficantes, no es que yo ponga las manos al fuego, a quién le cabe duda que votarían en contra de la despenalización del autocultivo, igual que los diputados Monckeberg y Hasbún, porque ellos saben que la aprobación de esta ley le dará un golpe letal al micro tráfico”.

“Si hay alguno que le guste la marihuana a mí me importa un pepino, fumen, hagan lo que quieran”.

René Manuel García (RN), dijo que el proyecto es contradictorio porque hoy una persona puede consumir pero el tráfico está prohibido,” entonces hay un traficante”. Y afirmó: “Qué estamos votando, yo por lo menos no voy a permitir que mi voto ampare a los traficantes por ningún motivo, pero por ningún motivo, sí es medicinal sí (…) si hay alguno que le guste la marihuana a mí me importa un pepino, fumen, hagan lo que quieran, pero no estoy dispuesto que me apunten con el dedo que yo permití que haya traficantes en este país”.

“¿Saben que en Holanda se consume menos marihuana que en Chile?”.

Vlado Mirosevic, diputado independiente, indicó que cuando se trata de la soberanía sobre el cuerpo y la propia voluntad, en esta materia el individuo es soberano y no hay discusión sobre eso. “El límite de la penalización en el caso de este proyecto está bastante claro (…) La sociedad no tiene ningún interés legítimo de intervenir en ese espacio de soberanía individual”. Y añadió que “el prohibicionismo es la mejor manera de que el negocio ilegal del tráfico continúe de la misma manera en que está hoy en Chile. ¿Saben que en Holanda se consume menos marihuana que en Chile?”.

“Le está faltando calle a algunos diputados y diputadas”.

Camila Vallejos, PC, dijo que el único tema no es el uso medicinal de la cannabis para resolver un problema de salud pública, sino que con combatir el narcotráfico. “Después de décadas de prohibicionismo el narcotráfico se ha fortalecido”, afirmó. “Podemos negar que cuando los jóvenes consumen marihuana y no la pueden cultivar tiene que recurrir al micro tráfico, se ven obligados a acceder al mercado negro donde no sólo compran droga de mala calidad sino que se le abre la puerta a otras drogas duras como la cocaína y la pasta base. Todos sabemos que eso sucede y si no, es que le está faltando a algunos diputados y diputadas”.

“Este es el mejor instrumento para terminar con el narcotráfico”.

En la DC el diputado Matías Walker dijo estar satisfecho de que el Ejecutivo no estuviera en la Sala, pues “este debate lo hemos iniciado los parlamentarios y no necesitamos el tutelaje del Ejecutivo”. Dijo también lamentar la confusión de los términos entre la especie vegetal cannabis y marihuana prensada con aditivos. “Lo que estamos atacando con este proyecto es el tráfico, porque éste es el mejor instrumento para poder terminar con el narcotráfico que incluye aditivos a las drogas que la transforman en marihuana prensada, la que genera adicción en los jóvenes”.

“La ley permite el consumo de marihuana sin dar acceso a ella”.

Pedro Browne, diputado de Amplitud, indicó que “por mucho tiempo hemos tapado el sol con un dedo, porque tenemos una ley que permite el consumo de la marihuana sin tener acceso a ella”. En esa línea, dijo que el proyecto genera un mecanismo “que no está vinculado al narcotráfico”. Añadió que “aquí se ha dicho que vamos a fomentar el consumo, pero el consumo está permitido, existe y ha ido aumentando. Pero esos jóvenes la adquieren a través del narcotráfico”. Afirmó Browne que la marihuana no es la puerta de acceso a las drogas duras, porque los estudios indican que ese traspaso no sobrepasa el 20 a 25%, “la verdadera puerta de acceso está en el narcotráfico”.

“Se ha estigmatizado a los consumidores de marihuana”.

El diputado PS Raúl Saldívar dijo que estudio de la OMS afirman que el 5% de la población consume cannabis y que “la guerra contra las drogas es una guerra perdida”. Como otros parlamentarios, afirmó que es una hipocresía prohibir el consumo de la marihuana, porque día a día los chilenos consumen ansiolíticos, tabaco y alcohol, éste último se encuentra -dijo- presente en la mayoría de los actos de violencia en el país. Y dijo que se ha estigmatizado a los consumidores de marihuana, tratándolos de violentos o enfermos.

Deja un comentario