Economistas emplazan al Banco Central a intervenir frente al alza del dólar que cerró en $829

Los académicos de la Universidad de Santiago, Hernán Frigolett y Francisco Castañeda, consideran que el organismo debe asumir una posición más proactiva frente a la moneda, que ha subido más de 100 pesos su valor desde el inicio del estallido social. “El alza repercute en el valor de las bencinas y de productos importados, que son una proporción bastante alta en la canasta de consumo cotidiano de las familias”, advierte el también académico de la Usach, Gonzalo Martner.

Este jueves, el dólar cerró la sesión con una escalada de $9,20, terminando la jornada en $829,0 vendedor y $828,70 comprados. Desde el inicio del estallido social, la divisa estadounidense ha subido 117 pesos.

Para el académico de la Facultad de Administración y Economía (FAE) de la Universidad de Santiago, Hernán Frigolett, si el dólar comienza a transferirse a precios, afectando volúmenes de importación importantes, el BC debe actuar para evitar un impacto explosivo sobre la inflación.

“En los niveles en que estamos, de $830 y en circunstancias de que en un mes ha subido más de 100 pesos, el Banco Central debiera tomar una posición más proactiva y desarrollar una estrategia de estabilización del precio del dólar, definiendo el valor que entenderá como objetivo”, afirma.

A juicio del ex Tesorero General de la República y máster en ciencias económicas, el techo debiera estar, justamente, entre los $800 y los $830 pesos, ya que afecta directamente el costo de vida, al impactar, por ejemplo, en la tarifa del transporte, de la electricidad y del agua.

“Este es un elemento que deberá revisarse porque no podemos tener un reajuste automático de tarifas. Es algo muy sensible”, considera el ingeniero comercial. Opinión similar tiene el también académico de la FAE de la Usach, Dr. Francisco Castañeda, experto en finanzas internacionales.

A su juicio, el alza del dólar se traducirá en presión inflacionaria, ya que el 60% de la canasta que considera el Índice de Precios al Consumidor (IPC) son productos importados. “Se está abriendo la posibilidad de que el Banco Central intervenga en forma directa, no con una línea de crédito en dólares para los bancos, sino que salga a vender una cantidad importante de reserva internacional”, considera.

El doctor en geografía económica explica que el BC tiene alrededor de 39 mil millones de dólares de reserva internacional, que es el 6 a 7% del PIB. Por lo tanto, asegura que el organismo tiene fortaleza para enfrentar esta crisis cambiaria. “El Banco Central podría intervenir vendiendo dólares en cantidades importantes. Estamos hablando de varios miles de millones de dólares para hacer bajar el valor de la divisa”, enfatiza.

Finalmente, el doctor en ciencias económicas y también académico de la FAE de la U. de Santiago, Gonzalo Martner, advierte que en las circunstancias actuales es muy difícil prever la ubicación de la divisa norteamericana en los próximos días.

“Cuando se devalúa la moneda nacional, quienes ganan son los exportadores, porque sus retornos serán mucho más altos, y quienes pierden son los consumidores, porque el alza repercute en el valor de las bencinas y de productos importados, que son una proporción bastante alta en la canasta de consumo cotidiano de las familias”, concluye.