El aceite de semilla de Rosa Mosqueta chileno, un regalo de la madre naturaleza

Uno de los aceites de semillas más nutritivos y versátiles que existen en el mundo es el aceite de semilla de Rosa Mosqueta. Procedente del sur de Chile, principalmente de la Octava y Novena regiones, donde crece de forma silvestre, este aceite de rosa mosqueta hace milagros en todo tipo de piel. Es el aceite preferido de celebridades y modelos gracias a sus propiedades antienvejecimiento.

Y, después de terminar de leer este interesante artículo, te invitamos a visitar Betway, apuestas de fútbol en línea

El proceso de extracción

El aceite de rosa mosqueta, o aceite de semilla de rosa mosqueta como se le llama oficialmente, se extrae del rosal silvestre que crece en la Cordillera de los Andes. Las semillas se someten a un largo proceso en el que se secan y se prensan en frío para garantizar que se eliminen todos los agentes irritantes.

La historia del aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta ha sido utilizado por los chilenos durante siglos y el uso de este aceite por motivos estéticos y de salud se remonta al período neolítico. Sin embargo, no fue hasta la década de 1980 que el aceite de rosa mosqueta obtuvo el reconocimiento científico oficial cuando un extenso estudio reveló sus propiedades curativas para los trastornos de la piel temporales y permanentes y su capacidad única para suavizar y restaurar el tejido cicatricial. Hoy en día, se sabe que el aceite de rosa mosqueta previene la aparición de arrugas, la prevención de aparición de estrías, entre otros maravillosos beneficios para la piel.

Los increíbles beneficios de agregar aceite de rosa mosqueta a su rutina de cuidado de la piel

El aceite de rosa mosqueta está lleno de vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos esenciales que tienen efectos maravillosos en la piel.

Este truco de belleza común en Chile, ha crecido en popularidad desde que la modelo de Victoria’s Secret, Miranda Kerr, anunció que lo usa con regularidad.

Como la mayoría de los tratamientos de belleza que existen, puede este aceite no funcione para todos, pero sin duda tiene algunos beneficios que son imposibles de negar ya que ha ayudado a curar enfermedades de la piel con grandes resultados.

Entre los beneficios del aceite de semillas de Rosa Mosqueta encontramos:

Es hidratante

El aceite de rosa mosqueta puede funcionar como una gran alternativa natural para la hidratación. Tiene ácidos grasos nutritivos, que, junto con el agua, es el ingrediente principal en la mayoría de los humectantes existentes en el mercado.

Elimina las arrugas

El aceite de rosa mosqueta contiene elementos esenciales de belleza como los ácidos grasos antiinflamatorios y las vitaminas A y C.

Estos ingredientes permiten que el aceite de rosa mosqueta trate los signos del envejecimiento y la pigmentación, hidrata la piel y repara la piel dañada, además que proporciona un fuerte refuerzo protector antioxidante, todo sin la sensación aceitosa de un aceite líquido tradicional.

Da brillo a la piel

Las propiedades astringentes del aceite de rosa mosqueta ayudan a cerrar los poros e iluminan la piel, por lo que agregar aceite de rosa a su rutina de cuidado de la piel es excelente para brindarle brillo al rostro.

Reafirma la piel

El aceite de rosa mosqueta puede ayudar a que su piel recupere elasticidad. Agregue unas gotas a tu rostro por la mañana y otra vez justo antes de acostarse lo que lograra que su piel se vea más joven y fresca.

Elimina cicatrices

El trío de ingredientes de belleza definitivo (ácidos grasos antiinflamatorios y vitaminas A y C) hacen de este aceite una solución potencial para eliminar las cicatrices faciales o las marcas antiestéticas.

Este aceite ayuda a deshacer y prevenir el daño oxidativo y ayuda a la piel a reconstruir el colágeno.

Es un excelente exfoliante

Al igual que el azúcar y la sal marina, el aceite de semilla de rosa mosqueta puede funcionar como un exfoliante natural cuando se combina con bicarbonato de sodio.

Todos estos beneficios del aceite de Rosa Mosqueta se deben básicamente a sus propiedades antienvejecimiento y a sus propiedades regenerativas. Es una fuente natural de vitaminas, antioxidantes, minerales y ácidos grasos esenciales, incluidos el betacaroteno y la vitamina C. Estos componentes activos trabajan juntos para reducir la aparición de cicatrices, líneas de expresión, arrugas, pigmentación, quemaduras solares y estrías. El aceite ayuda a igualar el tono y la textura de la piel al tiempo que promueve la renovación de las células de la piel de la superficie para un cutis más saludable. Los altos niveles de vitamina E y omega-9 nutren la piel sedienta y mejoran los niveles de humedad dando un brillo juvenil, y el omega-6 ayuda a reducir la inflamación.

Otros beneficios del aceite de Rosa Mosqueta

Si bien el aceite de Rosa Mosqueta en sí no se usa comúnmente para tratar afecciones de salud, la propia rosa mosqueta y las semillas se usan para tratar los resfriados, la gripe y la deficiencia de vitamina C. También se usa como analgésico y antiinflamatorio, generalmente para aliviar los síntomas de artritis, gota y dolor de espalda. También se usa para aliviar los síntomas comunes de la enfermedad inflamatoria intestinal, como la diarrea y el estreñimiento.

La rosa mosqueta también se usa como incienso y para saborizar infusiones.

Esta increíble planta, proveniente de la Cordillera chilena, es definitivamente un milagro de la naturaleza con grandes beneficios para la salud, especialmente milagrosa para la piel.