Ocio y tecnología se dan la mano

Cada vez son más los chilenos que optan por las nuevas tecnologías a la hora de elegir un plan de ocio. La revolución tecnológica comienza a afecta a todos los estamentos de la sociedad.

¿Recuerdan esa estampa de los niños jugando al balón en canchas improvisadas en medio de la calle? Está en peligro de extinción. Cada vez son menos los niños que en las grandes ciudades optan por salir a la calle a jugar a la pelota con sus amigos. La tecnología arrasa y es casi más probable encontrarse con un joven profesional de los eSports y las Betway apuestas deportivas que con un joven que disfruta saliendo a la montaña.

Pero no solo es cosa de apuestas Betway, son videojuegos, son películas, son webs, aplicaciones móviles… Todo tipo de tecnología que ha llevado al término “aburrimiento” al punto más extremo del peligro de extinción.

Pero, ¿Es recomendable este tipo de ocio? Es cierto que parece todo negativo, pero realmente no es así. Gracias a la tecnología, los eventos de ocio que podemos encontrar en nuestro pueblo o ciudad, obtienen mucha más difusión y repercusión, clave para asegurar el éxito de audiencia y poder seguir creciendo como proyecto ¿Cuántas veces ocurría que no asistías a un partido o evento al que te hubiera gustado asistir o apostar con Betway solo porque no te enteraste o porque te enteraste tarde? Eso ya no ocurre, con la tecnología tenemos acceso a cientos de webs, portales digitales, medios de comunicación y apps con las que estar al día de cualquier plan de ocio disponible y que nos pueda interesar (incluso personalizable) a nuestro alrededor.

Lo mismo pasa a la hora de viajar, también la tecnología ha implementado, y de forma muy positiva, la forma de viajar de las personas. Actualmente cualquier persona tiene acceso a mapas online, algunos de ellos sin necesitar conexión a internet, también se pueden comprar billetes de avión, contrastar fechas, destinos, precios y aerolíneas con comparadores muy perfeccionados, reservar todo tipo de alojamientos, excursiones, transportes… Todo al alcance de tu mano con la tecnología adecuada.

La tecnología ha llegado un punto en el que incluso se ha vuelto costumbrista, y aparece hasta en el proceso más cotidiano de nuestro día a día, convirtiéndose en un factor irremplazable e incluso generando problemas en su ausencia.

Aun así, las cosas más sencillas y profundas del tiempo libre son las de toda la vida, y por eso no debemos dejar a un lado lo más natural y sencillo del ocio, las relaciones humanas, el disfrutar de la naturaleza, viajar, el arte, descubrir nuevas aficiones, el deporte…
Increíble pero cierto, la revolución tecnológica es ya un acontecimiento, una realidad como lo fue la revolución industrial durante los siglos XVII y XVIII. La tecnología ha llegado para quedarse y para hacernos la vida más fácil, ahora depende de nosotros si queremos aislarnos completamente del ocio natural y sencillo u optar por una opción ecléctica en la cual beneficiarse de los aspectos más positivos de cada tipo de ocio.