Tarapacá: Proyecto de Ley del Presupuesto 2019 asigna más de 41 mil millones de pesos para región

La discusión presupuestaria comenzó este martes con la exposición del ministro de Hacienda en el Congreso.

El proyecto de Ley del Presupuesto 2019 anunciado por el Presidente Piñera el pasado 25 de septiembre en cadena nacional, asigna más de 41 mil 810 millones de pesos ($41.810.249.000) al Gobierno Regional de Tarapacá, lo que implica un crecimiento de 3,1 por ciento respecto del año anterior. Así lo explicó el intendente Miguel Ángel Quezada este miércoles, luego que este martes comenzara la discusión presupuestaria con la exposición del ministro de Hacienda al Senado y a la Cámara de Diputados.

La autoridad regional informó que a fines de agosto sostuvo una reunión bilateral con el Mandatario, donde presentó el presupuesto regional y sus prioridades. “Le planteamos al Presidente nuestras tres principales líneas de inversión: seguridad pública, vivienda social y clase media y salud; y la importancia de que estas sean las áreas de mayor inversión, de acuerdo a la realidad que hemos recogido de nuestra comunidad en Tarapacá”, agregó Quezada.

Indicó que el Presupuesto 2019, “va en la línea de la austeridad del gobierno: tenemos que ser eficientes y efectivos en el gasto de los recursos para que el crecimiento del país sea mayor al gasto que estamos teniendo, y llegar al equilibro fiscal que se ha impuesto el Presidente”.

Por su parte, el seremi de Hacienda, Claudio Chamorro, sostuvo que “el presupuesto da cuenta de la responsabilidad del ministerio de cumplir con la primera instrucción de llevar un erario nacional austero, realista, aterrizado, pero al mismo tiempo cumplir con las necesidades de nuestra población”.

Cabe destacar que dentro de la exposición del ministro Felipe Larraín acerca del estado de la hacienda pública y las bases del presupuesto del próximo año, se proyecta un crecimiento nacional de 3,8 por ciento para 2019. Además, el gasto fiscal propuesto permitirá avanzar en los compromisos del programa de gobierno; en la reducción del déficit estructural de 0,2 puntos por año, y en impulsar la inversión pública como uno de los motores del crecimiento económico y también apoyar la creación de empleo.