Archivos por Etiqueta: infección urinaria

¡Cuidado! con los cálculos renales

Cristales o piedras, eso son los cálculos renales, una de las causas más frecuentes de consulta en urología. Se estima que su riesgo de ocurrencia en los hombres es de un 12 % y en las mujeres de un 6 %.

Aunque es una enfermedad que puede aparecer a cualquier edad, predomina entre los 30 y 70 años.

“El número de casos ha aumentado y el impacto de la enfermedad en Colombia es mayor en la edad más productiva; así mismo, su aparición también depende de otros factores como el clima, los hábitos alimentarios y la raza”, asegura el director del Servicio de Urología de la Clínica del Occidente, Jorge Forero.

Son piedras

Los cálculos son piedras que aparecen dentro de los riñones cuando las sales que normalmente están disueltas en la orina, se transforman en sales y luego en masas duras, como especie de cristales o piedras. Pueden ubicarse en la vejiga y la uretra, y pueden ser del tamaño de un grano de arena o, en ciertos casos, del tamaño de un limón.

Entre las condiciones más frecuentes que pueden causar cálculos renales están: la predisposición individual a concentrar sales en los riñones, el bajo consumo de líquidos, el alto consumo de sal y carnes rojas, los climas cálidos y enfermedades crónicas como gota, diabetes e infección urinaria, entre otras.

“Los cálculos de calcio son los más frecuentes, representan el 75 % del total de casos, y se dan por un exceso de calcio en la orina o por la falta de sustancias en el organismo que impiden la formación de estas piedras. Sin embargo, el que una persona ingiera más calcio no necesariamente implica aumento de este mineral en la orina”, explica Forero.

Dolor en vientre, un síntoma

El síntoma más común de los cálculos renales es un dolor agudo en el vientre, como un cólico intermitente que suele provocar que la persona vaya a urgencias. Además, se puede sentir deseo de orinar, la sensación de no haberlo hecho por completo y en algunos casos se presenta infección y sangrado, pero no siempre hay síntomas.

Según el servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, MedlinePlus, también se puede presentar dolor en un costado de la espalda, dolor en el área de la ingle (dolor inguinal) o en los testículo, en el caso de los hombres.

Este medio señala otras señales posibles como: color anormal de la orina o sangrados en la misma, escalofríos, fiebre, náuseas y vómito.

“A veces el paciente puede tener una obstrucción de la vía urinaria, que silenciosamente impide que el riñón funcione y con el tiempo ocasiona la pérdida de este órgano”, dice Forero

La solución para los cálculos complejos ha sido la cirugía, pero gracias a los adelantos científicos actualmente es posible utilizar un técnica ambulatoria de láser que desintegra las piedras poco a poco, para que luego sean retiradas.

No deje que se complique

La falta de atención a los cálculos o el tardío diagnóstico de los mismos, puede tener efectos severos.

Entre ellos, se puede señalar el daño renal, obstrucción del uréter, también llamada uropatía obstructiva unilateral aguda; infecciones de las vías urinarias, reaparición de los cálculos e incluso disminución y hasta pérdida de función en el riñón afectado.

Por eso es indispensable que a la voz de estos síntomas usted consulte con urgencia a su médico. Además, si usted no tiene cálculos renales pero tiene antecedentes, es importante consuma líquido en abundancia (entre 6 y 8 vasos de agua al día), para producir suficiente orina y realice los cambios necesarios en su dieta diaria, para evitar su reaparición o una de sus complicaciones.