Archivos por Etiqueta: kultrún

Jorge Concha Cayuqueo es ordenado Obispo Auxiliar de Santiago

Presidida por el Arzobispo de Santiago cardenal Ricardo Ezzati, se realizó la ordenación episcopal del nuevo obispo auxiliar Fr. Jorge Concha Cayuqueo ofm, este sábado 29 de agosto en la Catedral Metropolitana. En ella, participó gran parte de los obispos de Chile, de los religiosos franciscanos y cientos de cercanos a Mons. Concha, de sus antiguos cargos pastorales, así como su madre, hermano y sobrinos.

Obispo auxiliar Fr Jorge Concha Cayuqueo ofm“Falta justicia, falta fraternidad, falta paz, falta amor y respeto por la vida, desde el comienzo hasta el final. Que todos, hermanos, podamos ser instrumentos de paz, de amor y de fraternidad”, señaló Mons. Concha Cayuqueo, en un emocionado saludo que fue continuamente interrumpido por aplausos, al concluir la ceremonia de su ordenación.

En su homilía, el cardenal Ezzati se refirió a la asombrosa experiencia de Pedro y los demás apóstoles ante la “misericordiosa llamada de Jesús a ser pescadores de hombres”.

“Querido hermano Jorge, hoy comienzas una nueva etapa de tu historia: el Papa Francisco te envía para ser “pastor bueno en medio del pueblo de Santiago”. Por eso, afianzado en la esperanza que no defrauda, te invito a mantener fija la mirada en el Señor Jesús del cual serás constituido sacramento visible”, le dijo.

Con los ojos fijos en Jesús –añadió- aprenderás a ser el Pastor que conoce a sus ovejas, que las cuida y las defiende del lobo, que va en busca de la que se ha perdido y que da su vida por ellas. Con los ojos fijos en Jesús, aprenderás a ser Buen Samaritano, que no pasa de largo ante el hermano caído, el buen Samaritano, que ve, se conmueve y sirve. Con los ojos fijos en Jesús aprenderás a acoger a los pecadores, a consolar a los afligidos y a hacerte todo para todos en una caridad que no tiene confines.

Mención especial merece la participación de los miembros de la Pastoral Mapuche de Santiago, vestidos con sus atuendos ceremoniales, quienes manifestaron su alegría en reiteradas ocasiones por medio del ancestral sonido del kultrún y la trutruca.

Al término de la comunión, el recién ordenado –con mitra y báculo, y en compañía de los tres otros obispos auxiliares de Santiago- bajó del altar y recorrió el pasillo central de la iglesia completa bendiciendo a los presentes, quienes le expresaron grandes muestras de cariño.

Posteriormente, Mons. Jorge Concha saludó a la asamblea en un emocionado discurso teñido por el agradecimiento y las intenciones de poder ejercer un buen servicio. “Espero que pueda ser un buen pastor. Como lo hemos escuchado en la predicación de nuestro arzobispo y es el deseo de toda la Iglesia, de todos ustedes, conforme al corazón del Señor. Intento eso, con la ayuda de ustedes será un gran servicio, como tiene que ser la Iglesia, servidora, porque el Señor vino a servir no a ser servido, así lo decimos siempre, no?”, expresó.

“Con la gracia de Dios, en primer lugar, pero entre todos como Iglesia, con la ayuda de ustedes, porque nadie es capaz de hacer solo, espero ser una contribución viva, a nuestra Iglesia, a nuestra sociedad chilena, para que sea más fraterna. Falta justicia, falta fraternidad, falta paz, falta amor y respeto por la vida, desde el comienzo hasta el final. Que todos, hermanos, podamos ser instrumentos de paz, de amor y de fraternidad”, concluyó.

Al finalizar la ceremonia, Rosario Inés Cayuqueo Manqueo, madre del obispo Jorge Concha expresó: “Estoy muy emocionada. Me parece excelente que haya llegado a donde está hoy en día. La Iglesia tiene que estar cercana a la gente y mi hijo lo ha dicho siempre”.

En tanto, Ignacio Sánchez, Rector de la Universidad Católica manifestó: “Es una persona que viene de una orden que nos puede enseñar mucho el cariño por la Iglesia en cuanto a humildad, a trabajo con los más pobres. Es un signo de esperanza, un signo que pone las cosas más importantes de la vida, como lo es la cercanía, la preocupación por los más vulnerables, y creo que eso es un signo muy importante que el Papa nos entrega”.

Por su parte, Isolde Reuque Paillalef, de Temuco, expresó: “Para el pueblo mapuche es un honor que uno de los suyos ocupe un cargo tan alto de gran responsabilidad. Esperamos que con la fuerza que tiene la raíz de ser mapuche, él pueda llevar una carga que a veces puede ser muy buena, pero también puede ser una cruz que puede costar llevar adelante por lo que significa Chile, Santiago y el pueblo mapuche. Falta entenderse, esa voluntad política que quiere toda la sociedad chilena no está, y que él ocupe este cargo es un gran honor para nosotros y también una gran responsabilidad”.