Veterinarios de Iquique participan en primer Cabildo Autoconvocado

Los representantes regionales del Colegio Médico Veterinario de Chile, Colmevet, se reunieron en dependencias del Hospital ZooMundo para formar parte del primer cabildo autoconvocado.

Una cita que busca conocer y recoger las opiniones de los médicos veterinarios de la zona respecto del papel que debe desempeñar la profesión en un nuevo orden constitucional.

“El cabildo es la opción democrática que tenemos para manifestarnos acerca de la medicina veterinaria y el rol que debiese tener en Chile, donde lamentablemente no pertenecemos al área de la salud”, sostiene Gabriela Durán, presidenta del Consejo Regional de Colmevet Tarapacá, quien fue enfática en sostener que la postura local se alinea con el clamor nacional de modificar el Código Sanitario y otorgar el reconocimiento a los médicos veterinarios como profesionales de la salud.

“La idea es debatir sobre las inquietudes y llegar a un consenso sobre las necesidades que tenemos como región, de manera de visibilizar lo que nos impide ejercer la profesión de forma adecuada y cuantificar aquellos aportes que deberán formar parte de un cuerpo constitucional en el que podamos ganar peso, justamente, como profesionales de la salud”, dijo la doctora y presidenta regional tras iniciar el proceso de recoger los insumos técnicos locales que deberían reflejarse en la elaboración de políticas públicas que vinculen los esfuerzos de la medicina humana y de la medicina veterinaria, entendiendo que el ejercicio de ambas profesiones debe ser complementario, en beneficio de la salud pública.

Los desafíos

Si bien la invitación abierta a todos los médicos veterinarios colegiados y no colegiados estaba focalizada en discutir acerca de los temas relacionados a la contingencia social y la profesión, la presidenta del gremio indicó que de aquí en adelante el desafío es mantener este tipo de actividades enmarcadas en un clima de respeto y visión crítica.

“Siempre es bueno mantener la comunicación entre colegas y mejorarla para repensar, evaluar, discutir y concretar mejoras que nos beneficien a todos”, expuso Durán, quien recalcó que el colegio también se hace cargo de temas gremiales, del control de la ética profesional, de los inconvenientes que puedan afectar a los médicos veterinarios en el ejercicio de la profesión y de una serie de asuntos de interés nacional en las áreas de salud pública, productos farmacéuticos, calidad de la enseñanza veterinaria, de la salud y bienestar animal, sanidad animal e inocuidad de alimentos, entre otras aristas.